Artículo de Opinión

Artículo de opinión: La deficiente educación y la irresponsabilidad de la prensa causa la decadencia de la democracia en el Perú

Combined Shape

En los últimos días se habla mucho del Aleman Oswald Spengler que en 1920 en su libro “La Decadencia de Occidente” previno que “la democracia va a fracasar por la falta de capacidad de las masas de gobernar y la inevitable irresponsabilidad y corrupción de la prensa libre”. En el Perú, la falta de capacidad de las masas para gobernar y un periodismo que no informa y no incentiva participación eficiente y efectiva ha resultado en deterioración del sistema democrático.

Una participación activa en la democracia requiere que los ciudadanos tengan un nivel adecuado de educación para que puedan comprender problemas políticos, el valor de sus votos y su poder de elegir a sus gobernantes. En este sentido, la educación pública en el Perú no contribuye en formar una sociedad educada y una cultura más desarrollada, esencial para la democracia.

Para la educación de una minoría en el Perú, existen buenos colegios privados con infraestructura aceptable y con profesores dedicados a su profesión que usan atractiva metodología y que están dispuestos a descubrir talentos en sus estudiantes. Pero no para la mayoría en sectores de Lima, en provincias y en especial los Andes donde la demanda por buenos colegios públicos es superior a la oferta. Es común en estas escuelas que las aulas tengan 45 estudiantes. En algunas regiones, muchos colegios públicos tienen 3 turnos diarios. Existen comunidades en los Andes y provincias donde existe escasez de escuelas y los estudiantes caminan 3 horas para llegar al colegio.  Algunos caminan ocho horas al día.

Estas deficiencias son debido a bajas inversiones del gobierno en la educación. En un reporte del Banco Interamericano de Desarrollo, el Perú invierte solo 3.7 por ciento de su PIB en educación. Muy por debajo de Bolivia que invierte 6.5 por ciento y Brasil 6.1 por ciento. Uno de los resultados es que en regiones de los Andes la educación bilingüe no tiene un presupuesto adecuado o es abandonada. En otros casos, el 70 por ciento de colegios del Estado necesitan renovación o ser reconstruidos. Dos de cada tres no tiene agua potable, desaguadero, o electricidad.

Los resultados son alarmantes. Según el Ministerio de Educación en el Perú existen 1,369,295 personas que no saben leer ni escribir. Según el Instituto Nacional de Estadística e Información, 6 de cada 10 estudiantes no terminan de estudiar. La calidad de educación que reciben los estudiantes de colegios públicos es deficiente en comprensión de lectura, matemáticas y ciencias. En zonas rurales solo uno de diez logra niveles esperados.

Tendencias:
Cristo y Cultura: ¿marcharía Jesucristo en apoyo del movimiento Black Lives Matter?

La educación no se detiene cuando un individuo deja el colegio. Aprender, crecer y educarse es un proceso que dura toda la vida. Oswald Spengler también previno que “la inevitable irresponsabilidad y corrupción de la prensa libre” contribuye al fracaso de la democracia.

¿Cómo es la prensa en el Perú? El catedrático Walter E. Williams en su artículo “The Fight for Free Speech”, escribió “El monopolio de ideas es tan peligroso tanto como el monopolio de poder político o monopolio en la producción de bienes y servicios”. La prensa en el Perú consiste en oligopolios. Uno de estos oligopolios es del El Comercio, considerado como el diario de mayor trayectoria y seriedad del Perú. Su sección de editoriales y opiniones defienden la democracia, y el libre comercio. Pero presentan una ideología política escrita en un castellano incomprensible para la gente de clases menos educadas. Con la compra de otros medios de comunicación El Comercio pasó a ser acreedor del 80 por ciento del mercado de venta de diarios en el Perú. Como parte de su oligopolio editorial están los diarios Perú21, Depor, Gestión, Ojo, Correo y, el infame periódico chicha, Trome. Su oligopolio incluye las revistas Somos, y G de Gestión, una participación del 70 por ciento de la cadena de televisión América y el canal noticiero Canal N, e incluido igualmente está la página web Peru.com. Está sobreentendido que los editores y periodistas del grupo tienen su autonomía en el contenido de noticias y opiniones totalmente a la discreción de los dueños del Grupo El Comercio, la familia Miro-Quesada.

El competidor más cercano del Grupo El Comercio es el Grupo La República Publicaciones. La publicación más importante de este grupo es el diario La República, de ideología “democrática-social”, un enmascarado de socialismo. Parte de su oligopolio editorial están también los diarios El Popular (otro diario “chicha”), Líbero, y el dominical El País; el 30 por ciento de acciones en la cadena de televisión América; y el Canal N. Este grupo pertenece a la familia Mohme Seminario.

Gustavo Mohme Seminario es el director del diario La República. Él se considera de centro izquierda. Bajo su dirección, en las elecciones de 2011, La República apoyo al socialista Ollanta Humala, como lo hizo Hugo Chavez de Venezuela. Igual como el Grupo El Comercio, podemos concluir que los editores y periodistas del Grupo La República también tienen su autonomía en noticias y opiniones totalmente a la discreción de la familia Mohme Seminario.

Ambos grupos, por no observar neutralidad, son aliados de políticos y — para parafrasear al catedrático Robert W. McChesney y al periodista John Nichols en su libro “The Death and Life of American Journalism” — se vuelven un estilo de propagandistas que solo producen ignorancia, conformidad, y oscuridad al medio-dia, como ocurrió en la Union Sovietica y Alemania-Nazi.

Como dijo Thomas Jefferson en una oportunidad, “Europa está dividida en dos clases, lobos y ovejas. Al fin de cuentas, la prensa tiene la obligación de socavar la tendencia natural de las clases altas de dominar la política y reducir a las masas a una eficaz impotencia y eventualmente terminar con su poder de gobernar”. En el Perú los lobos han creado otro oligopolio para las ovejas que contribuye al fracaso de la democracia. Esta es la prensa chicha, conocida en el Perú como la prensa basura o como la prensa popular.

Los diarios chicha fueron creados para atraer a los menos educados, los que requieren un español de fácil comprensión. En sus noticias la prensa chicha usa jerga usada por delincuentes y criminales. La primera plana siempre tiene fotos de mujeres en bikini o semidesnudas, más apreciadas por sus nalgas que talentos o logros. Los temas centrales son muertes, y violaciones sexuales; columnas de chismes; horóscopo de amor y sexo; y el mundo del espectáculo local.

En el artículo “El Diario Más Vendido en el Mundo de Habla Hispana se Hace en Perú” por Liz Cueva, el diario chicha Trome de propiedad del Grupo El Comercio es el periódico más vendido en el mundo de habla hispana. “El Trome vende más que El Comercio de Perú (90,000 ejemplares), Clarín de Argentina (280,000), El País de España (325,000), o El Tiempo de Colombia (400,000)”.

En conclusión, es obvio que la mayoría de poca educación en el Perú no sabe realmente qué es el socialismo del siglo XXI. Es fácil manipularlos con eslogan o promesas populistas. Son varios los intelectuales que opinan que el socialismo del siglo XXI paso a paso, poco a poco está penetrando en los poderes Legislativo y Judicial y la burocracia del Perú. Muchos son los ciudadanos que no tienen conocimientos básicos necesarios para votar con racionalidad y, por lo tanto, contribuyen a la decadencia de la democracia.

Related:
Estudiantes de quinto grado le dicen a Biden que el aprendizaje virtual fue 'terrible', bueno para tomar siestas

Las opiniones expresadas en este artículo de opinión son las de su autor y no son necesariamente compartidas ni respaldadas por los propietarios de este sitio web. Si estás interesado en contribuir con un artículo de opinión a The Western Journal, puedes obtener información sobre nuestras pautas y el proceso de envío aquí.

Estimados lectores, estamos buscando personas excelentes para unirse a nuestro equipo. Si estás interesado en el periodismo y la traducción y dominas el español y el inglés, asegúrate de consultar nuestras oportunidades profesionales aquí.

Veracidad y precisión

Envie una corrección






Estamos comprometidos con la verdad y precisión en todo nuestro periodismo. Lee nuestros estándares editoriales.

Etiquetas:
, , , ,
David Echevarría Landauro, originario de Lima, Perú, se mudó a los Estados Unidos en 1958 y poco después obtuvo un trabajo como mesero en un club de negocios privado en Manhattan donde sirvió a Richard Nixon, David Rockefeller, la esposa de Nelson Rockefeller y dos empresarios cubanos que fueron exiliados por Fidel Castro. Sin embargo, pronto llegó a la conclusión de que no quería ser camarero por el resto de su vida. Después de terminar sus estudios universitarios, decidió convertirse en ciudadano estadounidense. En la escuela de posgrado, tuvo la oportunidad de trabajar con Norman Bailey y Ronald Schneider. En 1980, Echevarría regresó a Perú donde comenzó a dar clases a nivel universitario. En 1983, después de regresar a los Estados Unidos, trabajó como contador y luego como director de auditorías internas en un hospital. Terminó sus años de trabajo como director financiero de Daytop, una organización sin fines de lucro en Nueva York.
Birthplace
Lima, Peru
Education
Títulos universitarios de: Queens College of the City University of NY: Licenciatura en Contabilidad, Maestría en Ciencias Políticas y un Master Certificate LA., y Graduate Center de CUNY en NYC con Phd (abd) en Ciencias Políticas.