Artículo de Opinión

Ashley Yanez: Sindicatos de maestros deben considerar el daño que está causando su cierre de escuelas en la salud mental de niños

Combined Shape

Hace más de un año que muchos niños estadounidenses han podido asistir al aprendizaje en persona a tiempo completo. Y en este momento, los sindicatos de maestros están jugando pesado con la reapertura de clases no por preocupaciones de seguridad sino porque simplemente no quieren que sus miembros regresen.

Hay sindicatos como el United Teachers Los Angeles (UTLA), el segundo sindicato de maestros más grande del país y el más grande de California que aconseja a sus aproximadamente 33.000 educadores y profesionales de servicios humanos y de salud que no publiquen fotos en las redes sociales de sus vacaciones de primavera.

Quizás te preguntas, ¿por qué? Porque podría dañar sus negociaciones contractuales y probaría lo que muchos de nosotros ya sabemos — que sus hijos están siendo utilizados como peones políticos y fichas de negociación.

¿Podremos algún día volver a la “normalidad”? ¿Los niños volverán alguna vez al aprendizaje en persona 5 días a la semana en los 50 estados? Quizás la pregunta más importante es, ¿cuáles serán los efectos a largo plazo en los niños y la sociedad?

Estados como California han enfrentado algunos de los mayores desafíos con sus sindicatos de maestros y juntas escolares.

Tendencias:
Cristo y Cultura: ¿marcharía Jesucristo en apoyo del movimiento Black Lives Matter?

UTLA recientemente hizo público su acuerdo tentativo para volver al aprendizaje en persona. Algunas de las demandas del sindicato incluyen que el personal puede ser vacunado durante las horas de trabajo (3 horas) sin pérdida de salario y que el personal recibe hasta tres días de ausencia remunerada si se enferman como resultado de recibir la vacuna, lo que no se contabilizaría en su propia cuenta de ausencia del trabajo.

Con respecto a los protocolos de seguridad, “los miembros de la unidad que el distrito requiera que se pongan en cuarentena recibirán un pago sin tener que utilizar el tiempo de licencia contractual o legal” y “15 horas de tiempo de preparación en el lugar antes de la reapertura física de las escuelas, que se programará fuera del día laboral regular en la tarifa de pago por hora”.

El gobernador demócrata de California, Gavin Newsom, firmó recientemente un paquete legislativo de 6,6 mil millones de dólares que brinda incentivos para que las escuelas reanuden el aprendizaje en persona para los estudiantes K-2 (para incluir a estudiantes con necesidades particulares) para el 1 de abril de 2021. Aunque este paquete no exige la reapertura de las escuelas, las escuelas que no vuelvan a abrir antes del 1 de abril perderán el 1 por ciento de las asignaciones de fondos por cada día que no cumplan.

Hablé con un educador que pidió permanecer en el anonimato que recibió un correo electrónico de su sindicato, Desert Sands Teachers Association (DSTA) ubicado en Coachella Valley en el sur de California. Según el email, todo el personal recibirá un estipendio de $1.000 por única vez fuera del programa para reconocer la enorme cantidad de trabajo que todos los empleados están haciendo en un esfuerzo por hacer la transición al aprendizaje híbrido.

¿Crees que los sindicatos de profesores actúan en beneficio de los estudiantes?

Los fondos para este estipendio vendrían de los fondos del Acta de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica del Coronavirus (CARES, por sus siglas en inglés), y DSTA también aseguró a los educadores que la remuneración no era parte del proceso de negociación habitual del sindicato y sus próximas negociaciones serían el viernes 19 de marzo.

Ojalá que los sindicatos de maestros tomaran en consideración el daño que estos cierres de escuelas han tenido en la salud mental de los niños, que puede abarcar desde ansiedad y depresión hasta suicidio.

Los científicos cuya investigación fue utilizada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) con respecto a la reapertura de las escuelas escribieron un artículo de opinión en USA Today para aclarar que los CDC malinterpretaron su recomendación y pasó a escribir que “mantener las escuelas cerradas o incluso parcialmente cerradas, según lo que sabemos ahora es injustificado, está perjudicando a los niños y se ha convertido en un problema de derechos humanos”.

En un estudio reciente de FAIR Health, encontró que las reclamaciones de atención médica privada por autolesiones intencionales en niños de 13 a 18 años aumentaron un 333,93 por ciento durante el año en comparación con octubre de 2019 con octubre de 2020.

En el Distrito Escolar del Condado de Clark, 20 estudiantes se suicidaron desde marzo de 2020 hasta febrero de 2021 durante el “aprendizaje a distancia” — más que el doble de la cantidad que vieron para el año 2019.

Related:
Cristo y Cultura: ¿marcharía Jesucristo en apoyo del movimiento Black Lives Matter?

Recientemente, muchas reuniones de la junta escolar se han hecho virales y han abierto el telón para mostrar lo que los educadores realmente piensan sobre los padres y la reapertura de los campus.

Toda la junta escolar del Distrito Escolar Primario Oakley Union en Oakley, CA renunció recientemente después de ser capturada en un video diciendo “es realmente desafortunado que [los padres] quieran meterse con nosotros porque quieren que sus niñeras regresen”.

Pero la verdadera guinda del pastel fue cuando el miembro de la junta, Kim Beede, dijo, “¿Estamos solos? Pu–, si me vas a denunciar, te voy a destrozar”, en referencia a un padre que publicó sobre ella en las redes sociales.

Durante una reunión de la junta escolar de La Mesa-Spring Valley en el condado de San Diego, la vicepresidenta Chardá Bell-Fontenot fue captada en un video comparando la reapertura de las escuelas a la esclavitud y la supremacía blanca.

Con respecto a la reapertura, Bell-Fontenot dijo, “No quiero ser parte de obligar a nadie a hacer algo que no quiera hacer. Eso es la esclavitud”. Se está haciendo un esfuerzo para que la retiren.

Estos sindicatos y juntas escolares deben recordar que se trata de vidas reales cuando toman decisiones. El aprendizaje en línea simplemente no funciona para la mayoría de los estudiantes. En algunos casos los estudiantes inician una sesión en su clase de Zoom y dejan el video apagado, lo que deja a los maestros preguntándose si los estudiantes estaban realmente presentes.

Los niños se han visto privados de una educación adecuada, viendo y haciendo nuevos amigos. Se les han robado momentos como promociones escolares, deportes, el baile y la ceremonia de graduación, eventos que nunca podrán volver.

Algunos padres tuvieron que tomar la difícil decisión financiera de poner a sus hijos en una escuela privada o mudarse de su estado encerrado completamente, solo para que sus hijos puedan experimentar algo de normalidad. Y luego están las familias que no pueden darse el lujo de tener esas opciones disponibles.

Con los distritos escolares en California y en todo el país ahora comenzando a ponerse al día con la reapertura de alguna forma, podría ser muy poco y muy tarde. Los efectos a largo plazo de cómo estos cierres de escuelas afectarán realmente a los niños podrían ser perjudiciales.

Después de un año, está claro que los cierres no funcionaron y los sindicatos de maestros les han fallado a nuestros hijos.

Las opiniones expresadas en este artículo de opinión son las de su autor y no son necesariamente compartidas ni respaldadas por los propietarios de este sitio web. Si estás interesado en contribuir con un artículo de opinión a The Western Journal, puedes obtener información sobre nuestras pautas y el proceso de envío aquí.

Estimados lectores, estamos buscando personas excelentes para unirse a nuestro equipo. Si estás interesado en el periodismo y la traducción y dominas el español y el inglés, asegúrate de consultar nuestras oportunidades profesionales aquí.

Si te gustaría suscribirte a nuestro boletín, haz clic aquí.

Veracidad y precisión

Envie una corrección






Estamos comprometidos con la verdad y precisión en todo nuestro periodismo. Lee nuestros estándares editoriales.

Ashley Yanez es la ex vicepresidenta de la Asamblea Nacional Hispana Republicana de California. Vive en el sur de California y disfruta beber vino tinto, comer queso artesanal y escuchar hip-hop de los 90. Puedes seguirla en Instagram @thankuhappybirthday y en Twitter @thnkuhappybday.