Combined Shape Path 27
Comentario

Expertos: he aquí cuántos trabajos finalizará la agenda de Biden

Combined Shape Path 27

El presidente estadounidense Joe Biden ha hecho del cambio climático una máxima prioridad desde que asumió el cargo el 20 de enero. Al hacerlo, el Partido Republicano de la Cámara de Representantes estima que eliminará un total de 1,41 millones de puestos de trabajo con sus políticas establecidas actualmente.

La cuenta de Twitter de la Cámara de Representantes del Partido Republicano publicó una imagen que desglosa las posibles pérdidas de empleos debido a las órdenes ejecutivas de Biden.

“Las primeras dos semanas del presidente Biden han sido una corrida hacia la izquierda. Después de rechazar el mensaje inaugural de ‘unidad’, las políticas de extrema izquierda han sido la única prioridad. El pueblo estadounidense ya se ha quedado atrás y se han destruido cientos de miles de puestos de trabajo”, dijo la publicación.

Tendencias:
DACA derribado: El juez derriba el programa, lo deja a la izquierda aturdida

Hasta ahora, la orden ejecutiva que probablemente ha recibido la mayor represalia es la que finaliza la construcción del oleoducto Keystone XL.

La corporación TC Energy estimó que este proyecto creará 11 mil empleos, razón por la cual el Partido Republicano dijo que la orden de Biden eliminó esos 11 mil empleos.

En un esfuerzo por salvar a Biden de la prensa negativa, PolitiFact “verificó” esta afirmación. Lo llamaron “verdad a medias”, pero su razonamiento tenía poco o ningún sentido.

“En el informe, [TC Energy] escribió que 10.400 puestos estimados serán para trabajos de construcción estacionales que durarán entre cuatro y ocho meses”, dijo.

¿Le importan al presidente Joe Biden los trabajos estadounidenses?

“Dado que el Departamento de Estado define ‘trabajo’ como ‘un puesto que se cubre durante 1 año’, eso equivaldría a aproximadamente 3.900 puestos de trabajo durante un período de dos años”.

Por más que lo intenten, PolitiFact no puede cambiar el daño causado por la orden de Biden aplicando una definición específica de la palabra “trabajo”.

Cualquiera que sepa algo de construcción comprende que la mayoría de los trabajos en esa industria son temporales. Un trabajador trabaja en un proyecto durante varios meses y luego pasa al siguiente proyecto.

El esfuerzo en restar importancia a la severidad de la orden ejecutiva de Biden por parte de PolitiFact es claramente político, y la mayoría de los estadounidenses lógicos entienden que los 11 mil de esos puestos de construcción eran trabajos.

Además, Phil Flynn dijo en un artículo de opinión de Fox Business que el odio de Biden hacia el fracking puede tener otras consecuencias.

Related:
Más ex empleados alzan la voz y describen a una vicepresidenta 'impredecible' y 'degradante' que 'dejaba a los pasantes en lágrimas'

“El desdén de Biden por el fracking ha sido transparente y seguramente impondrá más regulaciones a la industria y dificultará la construcción de la infraestructura tan necesaria que inevitablemente nos llevará a precios de la energía mucho más altos”, dijo.

A pesar de que el oleoducto es más eficiente y tiene menos probabilidades de causar derrames que otros métodos como la transferencia ferroviaria, Biden cerró el proyecto en nombre de supuestas preocupaciones por el cambio climático.

Luego, Biden volvió a poner a Estados Unidos en el Acuerdo Climático de París.

En 2017, The Heritage Foundation lo llamó “esencialmente un acuerdo para poner a cientos de miles de trabajadores estadounidenses de clase media en carbón, producción de acero, petróleo y gas, construcción y producción en líneas de desempleo”.

“Nuestro colega de Heritage Foundation, Nick Loris, estima que, durante la próxima década, el acuerdo costará a los estadounidenses 30 miles de dólares adicionales por familia de cuatro personas en precios de energía más altos y unos 400 miles de puestos de trabajo perdidos (200.000 sólo en producción)”, dijeron.

Es más, argumentan que si bien la participación de Estados Unidos en el acuerdo puede verse como en su mayoría “simbólica”, Loris compara el Acuerdo de París con un impuesto global de 2,5 billones de dólares sobre la producción estadounidense. Así que los costos para Estados Unidos serían cualquier cosa menos “simbólicos”.

Además de eso, menciona que, “permanecer en el acuerdo compromete a Estados Unidos a reducir nuestras emisiones de carbono en casi un 30% por debajo de los niveles de 2005 — aunque la mayoría de los principales contaminadores del mundo seguirán emitiendo cantidades masivas de gases de efecto invernadero a la atmósfera”.

En otras palabras, el acuerdo no aborda adecuadamente los factores reales que están provocando cambios en el clima. Mientras países como China e India continúan contaminando el aire, Estados Unidos es castigado.

Finalmente, Biden emitió una orden ejecutiva el 27 de enero para detener el arrendamiento de petróleo y gas en terrenos públicos.

El presidente y director ejecutivo del Instituto Estadounidense del Petróleo (API, por sus siglas en inglés), Mike Sommers, advirtió sobre las posibles consecuencias que esta decisión podría tener en septiembre, según Fox Business.

“Prohibir el arrendamiento y desarrollo federal en tierras y aguas federales descarrilaría décadas de progreso energético de Estados Unidos y nos devolvería a los días de depender de fuentes de energía extranjeras hostiles a los intereses estadounidenses”, dijo.

Si la prohibición se vuelve permanente, Fox Business dijo que podría resultar en la pérdida de 1 millón de puestos de trabajo para 2022.

Un informe de 2020 del API dijo que “prohibir la fracturación hidráulica y el arrendamiento federal podría desencadenar una recesión en Estados Unidos — marcada por una producción económica en declive medida por el Producto Interno Bruto”.

Su estimación resultó en una reducción de 1,2 billones de dólares en PIB para 2022 si se produce una prohibición total del fracking y el arrendamiento de petróleo y gas.

Para agravar estos problemas, Biden todavía no tiene un verdadero plan de energía limpia. Flynn dijo que Biden afirma que su plan de energía limpia de 2 billones de dólares creará “millones” de empleos, pero implica que el plan carece de detalles sobre cómo se lograría tal hazaña.

A esta altura, parece que Biden se preocupa más por satisfacer a los activistas del cambio climático que por los estadounidenses de clase trabajadora.

Si bien firma órdenes que supuestamente ayudan al clima — aunque incluso ese hecho es cuestionable — ignora efectivamente a las personas cuyos medios de vida está afectando.

Promesas vagas de trabajos de energía limpia en algún momento futuro no van a ser suficientes. Biden debe hacerse responsable de los trabajos que ha finalizado y las dificultades que ha traído a muchos ciudadanos estadounidenses.

Estimados lectores, estamos buscando personas excelentes para unirse a nuestro equipo. Si estás interesado en el periodismo y la traducción y dominas el español y el inglés, asegúrate de consultar nuestras oportunidades profesionales aquí.

Veracidad y precisión

Envie una corrección



loading

Estamos comprometidos con la verdad y precisión en todo nuestro periodismo. Lee nuestros estándares editoriales.

Etiquetas:
, , , , , ,
Combined Shape Path 27
Grant es un estudiante de último año en Virginia Tech que está siguiendo una licenciatura en periodismo. Tiene cinco años de experiencia como escritor en varios medios y disfruta cubriendo política y deportes.
Grant es un estudiante de último año en Virginia Tech que está siguiendo una licenciatura en periodismo. Tiene cinco años de experiencia como escritor en varios medios y disfruta cubriendo política y deportes.




loading