Combined Shape Path 27
Artículo de Opinión

Itxu Díaz: Esta no es otra estúpida columna electoral

Combined Shape Path 27

Esta mañana no me ha sonado el despertador, he abierto un ojo con el sol radiante golpeando la ventana, y durante unos segundos me he sentido tan perdido como Joe Biden entrando en la Casa Blanca. Es horrible cuando te das cuenta de que estás en el lugar equivocado en el momento menos indicado. Con las prisas, me he puesto la camisa del revés, y no me he dado cuenta hasta que estaba en el ascensor, cuando he tratado de voltearla sin quitarme el traje. Sin éxito. He salido de casa dando saltitos, atado de brazos como un loco huyendo del manicomio, y tratando de deshacer el entuerto de un modo bastante lamentable. Ya en el coche he visto que también estaba sin peinar. Por suerte llevo un peine en la guantera, y he podido solventarlo cepillándome la cabellera en un semáforo, recibiendo silbidos y ovaciones de las chicas de los coches de alrededor. Después me he puesto las gafas de sol, he pisado el acelerador a fondo, y por un momento me he sentido en un anuncio de coches deportivos. Un poco de música de los Stones, a falta de café. Si tu día empieza mal, imagina ser Kamala Harris y no saber si celebrar la victoria o permanecer en silencio, por si acaso. El “por si acaso” está volviendo loco a todo el mundo. Tal vez deberían jugarse la presidencia a las dados. Lo más probable es que Joe Biden se los guardara discretamente en el bolsillo y que Trump le dijera sonriendo: ¿Pero otra vez, Joe?

He llegado tarde a la reunión con mi agente literario y ha vuelto a decirme hay días en que soy un tipo impresentable. Después me ha dicho que mi libro Todo iba bien se está vendiendo realmente bien, he sonreído con la mitad de la boca como una rockstar, y hemos tenido ocasión de charlar sobre las elecciones presidenciales. Como no tenía ganas de hablar del asunto con este dolor de cabeza, le he dicho que mi apuesta segura era Jimmy Carter, me ha mirado raro y se ha despedido con una excusa absurda. Lo que era absurda era la reunión.

Más tarde he estado contestando correos electrónicos de amigos y seguidores. Como siempre, me han conmovido los mensajes de nuevos lectores de mi libro, y me han aburrido muchísimo los tediosos comentarios sobre geopolítica mundial. Veamos, si estuviera interesado en geopolítica mundial me haría espía, asalariado de Soros, o masón, o algo así. La única geopolítica que realmente me interesa es la que baja los impuestos y esa no es geo. De todos modos, he procurado como siempre ser amable, si eso es posible cuando respondes somnoliento y solo con una cita de Houellebecq: “el mundo no es un lugar bueno ni bien organizado”.

Hoy, desde esta capital europea, mi mayor alineamiento con la política americana ha ocurrido a la hora de la comida, cuando he encargado una hamburguesa de un millón de pisos y con todo tipo de quesos y salsas. No se me ocurre un mensaje editorial más potente. Solo me ha faltado comérmelo vestido de golf. Ya estoy viendo la cara de asco de Kamala Harris, como si hubiera encontrado una mosca en la sopa. Cuando he desparramando el ketchup sobre la carne, me he sentido por fin en un país libre. Luego he recordado que tan solo estoy en España, un paraíso tomado por socialistas y comunistas a los que no les gustan nada mis opiniones, y donde cada día se inventan dos o tres nuevas prohibiciones para hacernos un poquito más infelices. Tal vez deberían decirnos de una vez qué es lo que podemos hacer. Sería más rápido.

A la hora del té, café. Mucho café. A ver si eso arregla las cosas. El día que te levantas tarde, todo ocurre demasiado rápido y demasiado mal. Es como lo que ves justo después de perder el control de tu automóvil en una curva. Todo te golpea, te agrade, y hace que te sientas en problemas. A media tarde me ha sonado el móvil, es un amigo que me llama para contarme la última hora de la batalla electoral norteamericana, sobre la que he escrito miles de líneas en la última semana, y le he remitido por WhatsApp unos cien millones de artículos en respuesta, con cariño. Creo que ha sido venganza. Tendré que hablarlo con mi confesor. El primer mandamiento es no molestar.

Tendencias:
DACA derribado: El juez derriba el programa, lo deja a la izquierda aturdida

He llegado a casa de mal humor, con una lista enorme de cosas aún por hacer, y un puñado de libros que he arramblado en una librería de viejo. He abierto un par de cervezas y en la televisión he visto que Biden sigue con la sonrisa de Fake President, con más teclas al aire que Mozart. Supongo que a estas alturas Kamala Harris ya va por su sexto video de redes sociales en ropa de deporte, fingiendo estar corriendo voluntariamente, sin que le persiga un tigre de bengala ni nada, para dar aspecto de vegana casual, ultra deportiva y maxi ecológica. He apagado la televisión y he puesto en el ordenador un episodio de los años 80 del Saturday Night Live. Creo que me he reído por primera vez en este funesto día. Definitivamente, si tienes talento, da igual lo que hagas y lo que pienses. Excepto si eres de derechas, por supuesto.

He aprovechado un viaje a la cocina para lanzar al frutero la lista de cosas por hacer, mordisquear unos cacahuetes resecos, y reponer el hielo del congelador. He tirado la prensa del día sin leerla, he apagado el móvil, y me he tumbado en cama con un cigarro habano, una copa de ron, y un libro de Hilaire Belloc. Y, por un instante, por un maldito instante, he comprendido que las cosas realmente bellas de la vida nunca salen en el telediario.

Las opiniones expresadas en este artículo de opinión son las de su autor y no son necesariamente compartidas ni respaldadas por los propietarios de este sitio web. Si está interesado en contribuir con un artículo de opinión a The Western Journal, puede obtener información sobre nuestras pautas y el proceso de envío aquí.

Veracidad y precisión

Envie una corrección



loading

Estamos comprometidos con la verdad y precisión en todo nuestro periodismo. Lee nuestros estándares editoriales.

Etiquetas:
, , , , , ,
Combined Shape Path 27
Itxu Díaz (La Coruña, 1981) es periodista y escritor. En España ha trabajado en prensa, radio y televisión. Inició su andadura periodística fundando la revista Popes80 y la agencia de noticias Dicax Press. Más tarde fue director adjunto de La Gaceta y director de The Objective y Neupic. En Estados Unidos es autor en la legendaria revista conservadora National Review, firma semanalmente una columna satírica en The American Spectator y en Diario Las Américas, y es colaborador habitual de The Daily Beast, The Washington Times, The Federalist, The Daily Caller, o The American Conservative. Licenciado en Sociología, ha sido también asesor del Ministro de Cultura Íñigo Méndez de Vigo, y ha publicado anteriormente nueve libros: desde obras de humor como “Yo maté a un gurú de Internet” o “Aprende a cocinar lo suficientemente mal como para que otro lo haga por ti”, hasta antologías de columnas como “El siglo no ha empezado aún”, la crónica de almas “Dios siempre llama mil veces”, o la historia sentimental del pop español “Nos vimos en los bares”. Su próximo libro es “Todo iba bien”, un breve ensayo sobre la tristeza, la nostalgia y la felicidad, y sale a la venta el 1 de octubre (y preventa el 15 de septiembre).
Birthplace
La Coruña, España
Nationality
español
Books Written
Yo maté a un gurú de Internet, Aprende a cocinar lo suficientemente mal como para que otro lo haga por ti, El siglo no ha empezado aún, Dios siempre llama mil veces, Nos vimos en los bares




loading