Combined Shape Path 27
Artículo de Opinión

¿Los partidarios de Trump son parte de un culto? Justo lo contrario

Combined Shape Path 27

Hemos escuchado la narrativa desde que Donald Trump subió por las escaleras electricas en junio de 2015 para anunciar que se postulaba para presidente, que sus partidarios no son más que un grupo de rednecks (pueblerinos) racistas sin educación y genéticamente estúpidos.

Pero cuando Trump ganó tanto apoyo que unió al Partido Republicano más que en cualquier otro momento de la historia — con sus partidarios incluidos políticos prominentes cuya inteligencia es irreprochable, desde Ted Cruz a Newt Gingrich a Lindsey Graham — los odiadores comenzaron a referirse a los seguidores de Trump como un “culto”.

Aparentemente, los miembros de un culto beben el Kool-Aid de su querido líder y cumplen sus órdenes sin tomar ni un nanosegundo para cuestionar su sabiduría.

Aquellos de nosotros que éramos firmes defensores de Trump desde el principio sabíamos que no apoyábamos las ideas de Trump por ser de Trump; apoyamos a Trump por sus ideas.

La razón por la que rara vez estábamos en desacuerdo con él, no era porque nos había lavado el cerebro por lo que estábamos condicionados a responder como los perros de Pavlov, sino que lo que dijo tenía mucho sentido para nosotros, una y otra y otra vez.

Tendencias:
DACA derribado: El juez derriba el programa, lo deja a la izquierda aturdida

Pero no siempre.

Pasé la mayor parte de la presidencia de Trump defendiéndolo enérgicamente, pero eso se debe a que mis interlocutores generalmente comenzaron la conversación con “¡Donald Trump es el peor presidente de todos los tiempos!” Si me hubieran preguntado simplemente: “¿Hay algo que Trump haya hecho con lo que no estés de acuerdo?” probablemente se habrían sorprendido al escuchar una respuesta mucho más larga de lo que podrían haber imaginado.

Lejos de que los partidarios de Trump sean un culto, durante mucho tiempo he sostenido que ellos, como encarnación de los pensadores independientes, son en realidad anticultos.

Esa noción se ve reforzada por el fenómeno de que muchos de los que dudan en recibir la vacuna contra el COVID son partidarios de Trump, a pesar de que Trump ha sido un defensor tan constante y acérrimo de la vacuna, creó e implementó la Operación Warp Speed ​​y, al recomendar la vacunación, se atribuye el mérito de la rapidez con la que se desarrolló y distribuyó la vacuna y la forma en que ha salvado muchas vidas.

¿Crees que los partidarios de Trump son "anticultos"?

Si los partidarios de Trump cumplen sus órdenes sin pensarlo dos veces, ¿por qué no lo siguen al centro de vacunación más cercano, como ratas atraídas por la melodía del flautista de Hamelín?

Por el contrario, son los que critican a Trump, ya sean demócratas, cuyo síndrome de trastorno de Trump es omnipresente y difiere sólo en cuestión de grado, o los republicanos de NeverTrump (el movimiento anti-Trump), que aún no pueden comprender cómo los derribó para convertirse en el rey de la montaña republicana — quienes tienen más probabilidades de cumplir con los edictos del sistema sin ejercer un pensamiento independiente.

Ellos son los que a menudo aceptarán inmediata e inequívocamente la información que se les proporcione, y tienden a confiar en las figuras de autoridad, desde científicos hasta juntas electorales, en mayor medida que los partidarios de Trump.

Eso no debería sorprender.

Dado que la mayoría de los partidarios de Trump son republicanos, y que los republicanos suelen ser escépticos del gobierno, mientras que los demócratas tienden a abrazarlo, no hay duda de que los partidarios de Trump son menos propensos que sus contrapartes a aceptar la primera conclusión que escuchan de Beltway como una doctrina infalible.

Related:
Cal Thomas: Biden, Israel y las señales de los tiempos

Dicho esto, demasiada desconfianza tampoco es algo bueno. Muchos de los que no confían en nada de lo que les dice el gobierno son a menudo teóricos de la conspiración irracionales que preferirían creer en un mensaje escrito en un fondo negra y enormes letras rojas de un sitio web desconocido con el título: “¡Date prisa, lee esto antes que el gobierno lo borre!”.

El grado en que se debe confiar en el gobierno y sus expertos designados depende del espectador.

El propósito de este artículo no es decidir qué información es correcta o incorrecta. Más bien, es para subrayar que los trumpianos estamos tan fuertemente unidos en nuestro apoyo a él, no porque estemos inmersos en un pensamiento grupal sin sentido, sino a pesar de que no lo estamos.

Si te gustaría suscribirte a nuestro boletín, haz clic aquí.

Estimados lectores, estamos buscando personas excelentes para unirse a nuestro equipo. Si estás interesado en el periodismo y la traducción y dominas el español e inglés, asegúrate de consultar nuestras oportunidades profesionales aquí.

Veracidad y precisión

Envie una corrección



loading

Estamos comprometidos con la verdad y precisión en todo nuestro periodismo. Lee nuestros estándares editoriales.

Etiquetas:
, ,
Combined Shape Path 27
Constantinos E. (“Dino”) Scaros, JD, Ph.D., es historiador presidencial, educador, abogado, editor de periódicos y columnista y analista político. También es autor de varios libros que cubren muchos temas contemporáneos, el más reciente "Trumped-Up Charges!" y "Stop Calling Them 'Immigrants'".




loading