Noticias

Más de 100 migrantes liberados en EEUU han dado positivo por COVID

Combined Shape

Más de 100 inmigrantes indocumentados liberados en Texas desde fines de enero han dado positivo por el coronavirus tras de su llegada, según autoridades en la frontera entre Estados Unidos y México.

Felipe Romero, portavoz de la ciudad fronteriza de Brownsville, Texas, dijo a Fox News el miércoles que 108 migrantes dieron positivo por COVID-19, lo que representa el 6,3 por ciento de los migrantes que han sido examinados en la principal estación de autobuses de la ciudad.

Brownsville comenzó a administrar pruebas rápidas en la estación de autobuses, donde las familias migrantes son liberadas por la Patrulla Fronteriza, el 25 de enero.

La ciudad no tiene la autoridad para evitar que las personas que han dado positivo por el virus viajen, pero las autoridades les están aconsejando que se pongan en cuarentena y sigan las normativas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

“La Ciudad de Brownsville continúa siguiendo todas las recomendaciones proporcionadas por los CDC y [el Departamento Estatal de Servicios de Salud] para Covid-19. A los migrantes que dan positivo en las instalaciones de B-Metro se les informa de los procedimientos de cuarentena y se les pide que se mantengan la distancia social”, dijo Romero en un comunicado por correo electrónico a NBC News.

Tendencias:
Persona enterada de la Casa Blanca: Biden no es quien el público piensa que es

“Hay varias ONG que brindan recursos para un caso positivo. Por ejemplo, las organizaciones ayudan con la cuarentena ya sea en un refugio o en [un] hotel”.

“Los Estados Unidos de Biden. ‘Varios migrantes que buscan asilo y que fueron liberados por la Patrulla Fronteriza dieron positivo en las pruebas de Covid-19 en Brownsville, Texas. Algunos planean continuar su viaje a otras ciudades y estados’”, tuiteó Steven Cheung, exasesor especial de la Casa Blanca.

¿Crees que la apertura de las fronteras aumentará la propagación del COVID-19?

La administración de Biden le dijo a Fox News que estaba al tanto de que las personas continuaban viajando a pesar de las pruebas positivas y de que se les dijo que se pusieran en cuarentena, pero dijo que la norma sigue siendo para que las personas se aíslen.

Según NBC News, las familias migrantes que dieron positivo en la prueba le dijeron a Noticias Telemundo Investiga que estaban esperando para ir a destinos que incluían Carolina del Norte, Maryland y Nueva Jersey.

“Ahorita nos hicieron una prueba de COVID y nos apartaron como a ocho porque salimos positivos”, contó Miriam Izaguirre, una inmigrante hondureña de 35 años.

Izaguirre estaba esperando con su hijo pequeño para tomar un autobús a Houston, según NBC News.

Eva Orellana, una hondureña de 29 años que llegó a Estados Unidos con su hija de 3 años y dio positivo en la prueba, dijo que no sentía nada y que iba a tomar un autobús a Carolina del Norte.

Related:
Brutales consecuencias para el presidente colombiano después de la promulgación de políticas socialistas

Según los informes, a los migrantes no se les proporcionó documentación de los resultados positivos de sus pruebas y simplemente se les dijo que aguaradan en una zona de espera diferente a la del resto de migrantes.

Los conductores de autobuses no pueden pedir a los pasajeros pruebas o resultados de pruebas de coronavirus antes de abordar, según Martín Fernández, trabajador de Omnibus Express en Brownsville.

El presidente Joe Biden emitió una orden ejecutiva de febrero que revoca el memorando del 6 de abril de 2018 del predecesor Donald Trump, que puso fin a “atrapar y liberar” en la frontera — la práctica de la administración Obama de detener a los inmigrantes cuando ingresan a los EE.UU. y luego liberarlos a las ciudades de EE.UU.

La política de Biden permite que los migrantes permanezcan en los Estados Unidos mientras esperan que se lleven a cabo sus procedimientos de inmigración, informó KXAN-TV.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, ha recibido la tarea de trabajar con el secretario de estado, el fiscal general y el director de los CDC para “considerar de inmediato una estrategia por etapas para el ingreso seguro y ordenado a los Estados Unidos, consistente con la salud pública y la seguridad y las limitaciones de  capacidad”, según la orden ejecutiva.

“[La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza] ha experimentado un aumento constante en los encuentros fronterizos desde abril de 2020, lo que, agravado por las restricciones de COVID-19 y las pautas de distanciamiento social, ha provocado que algunas instalaciones alcancen la capacidad máxima de retención segura”, dijo en ese momento Rod Kise, oficial de asuntos públicos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., según Fox News.

“Según una práctica duradera, cuando las soluciones que sostiene a largo plazo no son posibles, algunos migrantes serán procesados para la deportación, dados una notificación para presentarse, y liberados a los EE.UU. a la espera de una futura audiencia de inmigración”, dijo Kise.

“A medida que la administración revisa el proceso de inmigración actual, gestionándolo junto con la pandemia en curso, continuaremos utilizando todas las autoridades actuales para evitar mantener a las personas en un entorno congregado durante cualquier período de tiempo”.

Estimados lectores, estamos buscando personas excelentes para unirse a nuestro equipo. Si estás interesado en el periodismo y la traducción y dominas el español y el inglés, asegúrate de consultar nuestras oportunidades profesionales aquí.

Si te gustaría suscribirte a nuestro boletín, haz clic aquí.

Veracidad y precisión

Envie una corrección






Estamos comprometidos con la verdad y precisión en todo nuestro periodismo. Lee nuestros estándares editoriales.

Etiquetas:
, , , , , , , ,
Erin Coates comenzó como editora de The Western Journal durante más de dos años antes de convertirse en periodista. Graduada de la Universidad de Oregon, Erin ha realizado investigaciones en periodismo de datos y ha contribuido en varias publicaciones como escritora y editora.
Erin Coates comenzó como editora de The Western Journal durante más de dos años antes de convertirse en periodista. Ella creció en San Diego, California, y asistió a la Universidad de Oregón donde se graduó con honores con un título en periodismo. Durante su tiempo en Oregon, Erin fue editora asociada de la Revista Ethos y escritora independiente de la Revista Eugene. Ha realizado investigaciones en periodismo de datos, que se ha publicado en el libro "Periodismo de datos: pasado, presente y futuro" (“Data Journalism: Past, Present and Future”). Erin es una corredora ávida con un deseo de alentar a las adolescentes y ha servido como entrenadora para la organización Girls on the Run. Como escritora y editora, Erin se esfuerza por promover el diálogo social y contar la historia de quienes la rodean.
Birthplace
Tucson, Arizona
Nationality
Estadounidense
Honors/Awards
Graduada con honores
Education
Licenciatura en Artes en Periodismo, Universidad de Oregon
Books Written
Colaboradora para Periodismo de datos: pasado, presente y futuro
Location
Prescott, Arizona
Languages Spoken
Inglés, francés
Topics of Expertise
Política, salud, entretenimiento, fe