Combined Shape Path 27
Comentario

Presidente de Guatemala culpa al gobierno de Biden por la crisis fronteriza justo antes de que Kamala Harris llegue a la reunión

Combined Shape Path 27

Cuando la vicepresidenta Kamala Harris se reunió el lunes con el presidente de Guatemala, no había duda de que los dos tenían mucho de que hablar.

Podrían comenzar con por qué el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, ha desacreditado públicamente las excusas de Harris y del vicepresidente Joe Biden por la crisis de inmigración ilegal que plaga la frontera sur.

Porque para Giammattei, el problema empezó en la Casa Blanca. Y a juzgar por la conferencia de prensa conjunta que él y Harris llevaron a cabo el lunes, ese mensaje no  ha llegado lo suficientemente lejos.

En una entrevista realizada el viernes que se emitió el domingo en “Face the Nation” de CBS News, Giammattei dejó en claro que culpaba al cambio de administraciones presidenciales al norte del Río Grande por el aumento de la migración ilegal desde Centroamérica y otras naciones, fomentado por los traficantes de personas conocidos como “coyotes”.

En la entrevista, realizada tanto en español como en inglés, Giammattei dijo que después de la toma de posesión del presidente Joe Biden, el mensaje de Estados Unidos había cambiado de la postura rígida contra la inmigración ilegal del expresidente Donald Trump a una actitud mucho más acogedora.

Tendencias:
DACA derribado: El juez derriba el programa, lo deja a la izquierda aturdida

“El mensaje cambió a, ‘Vamos a reunificar a familias y vamos a reunificar a niños'”, dijo Giammattei.

“Al día siguiente, los coyotes aquí estaban organizando grupos de niños para llevarlos a los Estados Unidos”.

Echa un vistazo al segmento de “Face the Nation” a continuación. El discurso de Giammattei comienza aproximadamente a los 50 segundos:



Los resultados fueron predecibles: Un aplastamiento masivo de inmigrantes ilegales y comportamiento delictivo como contrabando de drogas y trata de personas que ha abrumado a las fuerzas de protección fronteriza.

Para la administración Biden-Harris, por supuesto, es simplemente una coincidencia que una frontera que había sido puesta bajo control en el último año de la administración de Trump se haya convertido en un sitio de invasión virtual a los pocos días de que Biden prestó juramento.

Roberta Jacobsen, la ahora ex coordinadora de la política de la frontera sur, una vez incluso culpó a las duras políticas de la administración de Trump de crear una “demanda reprimida” para ingresar a los Estados Unidos, como si fuera el trabajo principal del gobierno federal cuando se trataba de la protección fronteriza cruzar a extranjeros indocumentados a un ritmo que coincidía con su deseo de ingresar al país.

Trump entendió que ese no era el caso.

Giammattei aparentemente también lo entiende. Su entrevista en “Face the Nation” no fue la primera vez que culpó de la crisis de inmigración ilegal a los mensajes de Biden-Harris, y cómo fueron recibidos al sur de la frontera.

En una entrevista de abril con MSNBC, Giammattei dijo que los mensajes “compasivos” de la Casa Blanca de Biden fueron “entendidos por la gente de nuestro país, especialmente los coyotes, para decirles a las familias ‘llevaremos a los niños’.

Related:
Más ex empleados alzan la voz y describen a una vicepresidenta 'impredecible' y 'degradante' que 'dejaba a los pasantes en lágrimas'

“Y los niños pueden ir, y una vez que los niños estén allí, llamarán a sus padres”.

“El presidente de Guatemala dice que el ‘cambio de mensaje’ es una de las causas de la crisis fronteriza”, tuiteó una periodista estadounidense, Sharyl Attkisson.

“Joe Biden es responsable de esta crisis fronteriza. Incluso el presidente de Guatemala está de acuerdo”, público el senador Ted Cruz.

“El presidente de Guatemala tiene razón. La administración Harris-Biden tiene la culpa de la crisis fronteriza”.

Los últimos seis meses de inmigración constante en la frontera sur han sido el resultado.

En la conferencia de prensa del miércoles, fue cuestionable durante algún tiempo si la vicepresidenta estadounidense había entendido las ideas de Giammattei, mientras parloteaba sobre asuntos como el desarrollo económico, las “causas fundamentales” de la migración — a los demócratas les encantan las “causas fundamentales, especialmente cuando se adaptan a la agenda liberal — y un grupo de trabajo regional para combatir la corrupción.

Todos estos asuntos suenan bien, y todos deben ser vistos con una buena dosis de escepticismo sobre lo que lograrán exactamente para evitar que millones de personas intenten huir cada año. (Sin embargo, observa cómo los principales medios de comunicación los elogian).

La verdadera prueba se produjo al final de sus comentarios para abrir la conferencia de prensa, cuando Harris pronunció una línea que obviamente tenía la intención de mostrar que la administración es inquebrantable en su determinación de proteger las fronteras estadounidenses.

¿Tiene la administración de Biden la culpa de la actual crisis de inmigración?

Se dirigió a los que escuchaban y estaban pensando en hacer el peligroso viaje hacia el norte:

“No vengan. No vengan”, dijo, en lo que sus publicitarios sin duda esperan sea un video destinado a tranquilizar a los ansiosos estadounidenses cansados ​​de ver violadas sus leyes y fronteras. “Estados Unidos seguirá haciendo cumplir nuestras leyes y asegurar nuestra frontera.

“Nosotros … desalentaremos la migración ilegal. Si vienes a nuestra frontera, te harán retroceder”.

Bueno, un gesto vale más que mil palabras. Durante la presidencia de Trump, los aspirantes a inmigrantes ilegales sabían muy bien que el presidente era un hombre comprometido con cumplir su juramento y hacer cumplir las leyes de la nación que dirigía, porque sus acciones lo demostraban.

Las acciones de la administración de Biden demuestran exactamente lo contrario — y todos los inmigrantes ilegales potenciales, todos los coyotes traficantes de personas, todos los traficantes de drogas con un ojo puesto en el mercado al norte de la frontera también lo saben.

Si Harris hubiera recibido el mensaje de las entrevistas anteriores de Giammattei, si lo hubiera entendido incluso después de que los dos se reunieron el lunes por la tarde, su mensaje de “no vengan” probablemente habría estado una de las primeras cosas que mencionaba en sus comentarios, tal vez incluso una buena introducción a sus comentarios para que su país y el resto del mundo sepan que ella y la administración hablan en serio.

En cambio, se agregó al final, un lugar casi a regañadientes para una declaración casi a regañadientes, un asentimiento pro forma hacia la aplicación de la ley por parte de una mujer que podría estar dándose cuenta de que el público estadounidense ya ha tenido suficiente.

Cualquiera que haya gestionado un negocio, haya dirigido un equipo o incluso haya vivido con otros seres humanos durante mucho tiempo, hay una buena razón para la regla de que la mejor indicación del desempeño futuro es el desempeño pasado. Y según esa medida, la administración Biden-Harris ya es un fracaso cuando se trata de inmigración ilegal.

Giammattei entiende claramente cómo sus compatriotas ven la administración de Biden. La pregunta es si la administración de Biden puede verse a sí misma de la misma manera tan clara.

La respuesta, después de la conferencia de prensa del lunes, parece que sea “no”.

Si te gustaría suscribirte a nuestro boletín, haz clic aquí.

Estimados lectores, estamos buscando personas excelentes para unirse a nuestro equipo. Si estás interesado en el periodismo y la traducción y dominas el español e inglés, asegúrate de consultar nuestras oportunidades profesionales aquí.

Veracidad y precisión

Envie una corrección



loading

Estamos comprometidos con la verdad y precisión en todo nuestro periodismo. Lee nuestros estándares editoriales.

Etiquetas:
, , , , , , , , , , ,
Combined Shape Path 27
Joe ha pasado más de 30 años como reportero, corrector y editor metropolitano en las salas de redacción de Pensilvania, Virginia del Oeste y Florida. Ha estado con Liftable Media desde 2015.
Joe ha pasado más de 30 años como reportero, corrector y editor metropolitano en las salas de redacción en Pensilvania, Virginia del Oeste y Florida. Ha estado con Liftable Media desde 2015. En gran parte producto de las escuelas católicas, que descubrió a Ayn Rand en la universidad, Joe es un periodista de toda la vida que aprendió lo suficiente sobre el oficio como para ser escéptico de cada palabra que se haya escrito. También tuvo la suerte de tener un trabajo que no necesitaba una imprenta para hacerlo.
Birthplace
Filadelfia
Nationality
Estadounidense




loading