Comentario

Twitter prohíbe al fundador de Project Veritas por difundir una serie de vídeos que exponen a CNN

Combined Shape

Twitter ha suspendido permanentemente al periodista conservador James O’Keefe de la plataforma después de que él y la organización de periodismo Project Veritas publicaran vídeos de una investigación sobre CNN en los últimos días.

Parece como si el gigante de las grandes compañías tecnológicas (Big Tech) que ahora dirige y modera una gran parte del debate público estadounidense sigue protegiendo a los demócratas y a aquellos cuyos intereses están entrelazados.

Esta vez, lo que hizo O’Keefe debe haberles afectado en lo más hondo.

La supresión de la verdad de los periodistas reales nunca termina.

Tendencias:
Cristo y Cultura: ¿marcharía Jesucristo en apoyo del movimiento Black Lives Matter?

Apenas unos meses después de que Twitter suspendiera el noticiero New York Post por reportar información condenatoria desde una computadora portátil que supuestamente perteneció a Hunter Biden, el hijo del entonces candidato presidencial demócrata Joe Biden, la plataforma de redes sociales supuestamente imparcial bloqueó el jueves a O’Keefe de su cuenta — para siempre.

Un representante de Twitter le dijo a Project Veritas que O’Keefe, que se acercaba a 1 millón de seguidores, nunca podrá volver a la plataforma, al mismo tiempo que lo acusa sin evidencia de operar cuentas falsas.

La compañía dijo que O’Keefe fue prohibido “por violar las Reglas de Twitter sobre manipulación de plataformas y spam”.

“Un portavoz de Twitter nos señaló una sección de las normas de la compañía que dice: ‘No puedes engañar a otros en Twitter operando con cuentas falsas’ y ‘no puedes amplificar o interrumpir artificialmente conversaciones mediante el uso de múltiples cuentas’”, escribió Project Veritas en una publicación de blog que confirma la suspensión de su fundador.

¿Crees que las empresas de Big Tech deberían estar separadas y/o reguladas?

O’Keefe, en la misma publicación del blog, dijo que tenía la intención de demandar a Twitter la semana que viene.

“Voy a demandar a Twitter por difamación porque dijeron que yo, James O’Keefe, ‘operaba cuentas falsas’. Esto es falso, es difamatorio, y ellos pagarán”, dijo O’Keefe. “La Sección 230 puede haberles protegido antes, pero no les protegerá de mí. La denuncia se presentará el lunes”.

Se echará de menos la presencia de O’Keefe en Twitter. Durante años, el intrépido reportero ha sido un faro de esperanza y luz para las personas que los medios de comunicación del sistema impulsados ​​por la agenda han dejado en la oscuridad.

Su último vídeo está dirigido a uno de esos medios, CNN, en una serie que pretendía mostrar a un miembro de la red que se jactaba de ayudar a engañar a los votantes antes de las elecciones de 2020.

Related:
Cristo y Cultura: ¿marcharía Jesucristo en apoyo del movimiento Black Lives Matter?

Muchos conservadores criticaron a Twitter y a su fundador, Jack Dorsey, por la suspensión.

“Twitter suspendió la cuenta de James O’Keefe después de que sus vídeos con [evidencia inesperada] de CNN expusieron a la red de noticias preferida de Twitter como un grupo de activistas políticos y fraudes de agitar el racismo”, comentó Arthur Schwartz.

El representante estadounidense del estado de Florida, Matt Gaetz, tuiteó, “O’Keefe expone a CNN por mentir sobre mí y Donald Trump como propaganda”.

“Luego, Twitter lo bloquea”.

“James O’Keefe realmente pilló a CNN, ¿no es así, @Jack? Blue Big Tech necesita intervenir y proteger la narrativa de izquierda. Censura clara y evidente”, dijo el abogado, Neal Boortz.

No es de extrañar que alguien tan destacado como O’Keefe sea silenciado. Big Tech ha pasado meses asegurándose de que las voces conservadoras — o cualquier voz que pueda suponer una amenaza real para el dominio de la izquierda sobre la información — estén amordazadas.

La pregunta es: ¿se hará algo al respecto?

¿Los republicanos electos finalmente se enfrentarán a los cárteles de información de Silicon Valley, o se acobardarán y no harán nada nuevamente?

O’Keefe y Project Veritas trabajan en nombre del pueblo estadounidense persiguiendo a los enemigos de la libertad y la verdad. Al igual que el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sido silenciado por una empresa que debería ser regulada como la utilidad pública en la que se ha convertido.

La tecnología y el uso de ella por parte de Twitter han superado las protecciones obsoletas que se otorgan a través de la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996.

La empresa ya está protegida por el gobierno federal de cualquier cosa que O’Keefe u otros que hayan sido bloqueados publiquen en la plataforma. La compañía no tenía ningún incentivo legal o civil para prohibirlo — menos el hecho de que O’Keefe era un enemigo del estado de partido único.

Estimados lectores, estamos buscando personas excelentes para unirse a nuestro equipo. Si estás interesado en el periodismo y la traducción y dominas el español y el inglés, asegúrate de consultar nuestras oportunidades profesionales aquí.

Si te gustaría suscribirte a nuestro boletín, haz clic aquí.

Veracidad y precisión

Envie una corrección






Estamos comprometidos con la verdad y precisión en todo nuestro periodismo. Lee nuestros estándares editoriales.

Etiquetas:
, , , , , , , , ,
Johnathan ha escrito miles de artículos de noticias a lo largo de su carrera. También ha trabajado como editor y productor en radio y televisión. Es un orgulloso esposo y padre.
Johnathan ha escrito miles de artículos de noticias a lo largo de su carrera. También ha trabajado como editor y productor en radio y televisión. Es un orgulloso esposo y padre.